Saltar al contenido
Condientes.com

PUBERTAD Y ENC脥AS

PUBERTAD Y ENCÍAS

La etápa denominada «pubertad» está intimamente relacionada con diferentes cambios hormonales y físicos en el ser humano, dentro de los cuales en boca, encontramos ciertas alteraciones en las encías.
PUBERTAD Y ENCÍAS

Una encía sana, es aquella que no está inflamada, sangrante y mucho menos siente sensibilidad. Sin embargo si existe cierta sensación de picor en ella, estaremos hablando ya, de GINGIVITIS.

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD DE LAS ENCÍAS?:
  • Conocida como enfermedad periodontal, es una infección crónica causada por bacterias de la placa dental, una película transparente y pegajosa que se adhiere alrededor de los dientes. La enfermedad periodontal afecta a las estructuras que sujetan los dientes de la boca.
  • Es importante tener en cuenta que los cambios hormonales de la mujer pueden acelerar o desencadenar un problema de este tipo.
  • Sin una higiene bucal eficaz, que incluya el cepillado y la limpieza entre los dientes con seda o cepillos interproximales y visitas periódicas al dentista, se corre el riesgo de contraer enfermedad de las encías.
  • Los primeros signos y síntomas son de inflamación, denominándose gingivitis, pudiendo apreciarse: enrojecimiento, sangrado e hinchazón de encías
  • Cuando esto ha evolucionado y las encías se despegan de los dientes formando bolsas periodontales, se denomina periodontitis.
RELACIÓN DE PUBERTAD Y ENCÍAS:
Durante la pubertad, el aumento de los niveles de hormonas femeninas produce un aumento de
circulación sanguínea de la encía. Por tanto, se tiende a inflamar y  puede así sangrar con facilidad.
A medida que un joven madura en su desarrollo, la tendencia al sangrado puede disminuir pero si no se realizó una prevención adecuada, la encía puede quedar con daños permanentes.
La mejor manera de prevenir esta situación es el cuidado diario de estos dientes y la visita regular al dentista o periodoncista.
PUBERTAD Y ENCÍAS - RELACIÓN

Dos de cada tres adultos presentan síntomas quizás sin saberlo. En años recientes, los dentistas han puesto mayor atención a la enfermedad periodontal, que afecta no solo a las encías si no a la estructura profunda que sostiene al diente, debido a que en adultos mayores de 35 años es la causa principal de pérdida dental.

«La encía es un tejido extremadamente sensible a los cambios hormonales pudiendo por ello, favorecer situaciones que incluso conllevarían a la pérdida de los dientes»

A continuación  podrás informarte más sobre PUBERTAD Y ENCÍAS con el siguiente vídeo:

Opciones